sábado, 17 de septiembre de 2011

Percepciones





Intacta ante el viento que roza su vestido de espuma, desnuda su velo para reflejar la luz de él. Sabe su astro rey que es él quien alimenta el brillo de su afrodita aunque sea a la distancia.


Universos de constelaciones emergen de su leal destello creando formas sinuosas y lumínicas que se apoderan de su esencia más genuina.


Calma o embravecida abraza el áncora de su locura. Amarra a ella el cofre bordado de vanas flaquezas sigilosas demudando así su real dominio enarcado muy celosamente y aún no develado...



3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Para percibir así hay que saber mirar como tú lo haces: el momento fugaz.

marichuy dijo...

El agua, sobre todo de mar, siempre me ha seducido. El sólo hecho de imaginarla insondable, impasible, indomable, basta par desatarme.

Un beso, Lu

Ángel dijo...

Muchas veces simples reflejos, sencillas fotografías cuentan tanto, tienen un poder narrativo tremendo. Me gustan MUCHO
Un abrazo