jueves, 17 de septiembre de 2009

Ilusión





Estaba sintiendo el aroma de las flores con los ojos cerrados, cuando los abrí y allí estaba. Recostada al pie del viejo árbol reposando. No distinguía si estaba sola o acompañada. Me acerqué: era ella y sus circunstancias. Permanecí suficiente tiempo pero ahí se quedaba, sin moverse, serena y quieta, disfrutando, en espera de alguien que se siente a su lado. Dicen que de tanto esperar se fundió con la raíz del árbol, sin darse cuenta que él era su verdadero amor.

7 comentarios:

marichuy dijo...

Ay mi queida Lu

Qué cosa tan bella has escrito. Me dejaste tan conmovida, tocada por tus palabras; casi sintiendo la suve brisa que imagino mueve a ese bello árbol

Gran foto también

Un beso

virgi dijo...

Muy bonito, Lu. Y muy sugerente.
Sólo los amantes saben de qué clase es su amor.
Besitos

Angus dijo...

Qué bonitas fotografías!. Me han encantado.

pyxis dijo...

Hermosas palabras junto a hermmosas imágenes, solo posibles porque tienes esa sensibilidad que contagia.
Besos...

Ángel Corrochano dijo...

Bellas palabras que adquieren aún mayor relevancia con las fotografías que subes. Has definido a la perfección la ilusión. Excelente

Un abrazo

jorge dijo...

Yo tambien hubiera permanecido un rato con ella.

Quien es capaz de fundirse con un arbol siempre me interesara.

Ahora que sabemos donde espera, nos dirigiremos a los bosques en su busqueda.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces basta con eso para encontrar todas las razones: cerrar los ojos y sentir callado.