martes, 8 de septiembre de 2009

Pensamiento límpido



El arroyo corría con una tibia brisa, reflejando limpiamente el paisaje de muelles. La ciudad lejos del pensamiento. Era un viaje merecido y pensado para renovarse y volver con las ideas tan claras como el reflejo en el agua.
Para mañana hay pronóstico de lluvias. Se agitarán las aguas. No habrá reflejo posible y saldrán a flote viejos tesoros en arcones de madera con velos de musgo, de tiempo... y con candados rotos susurrando esperanza.

7 comentarios:

Ángel Corrochano dijo...

Me gusta como se filtra el sol entre la vegetación y crea esos reflejos en el agua. Bella

Abrazos

marichuy dijo...

Lu

No sé que me gusta más, si tu foto -increíblemente ensoñadora- o tu palabras:

"No habrá reflejo posible y saldrán a flote viejos tesoros en arcones de madera con velos de musgo, de tiempo... y con candados rotos susurrando esperanza.

Y mira que cuando llueve, no siempre nos nace la esperanza; á veces... sólo la melancolía.

Un beso

pyxis dijo...

Hermosas palabras acompañadas de una hermosa foto, o quizás al revés, lo único que sé es que son una combinación perfecta!
A pesar de la lluvia, me gusta que el susurro sea esperanza, es lo que nunca debe faltar...
Besos...

virgi dijo...

Preciosa la foto, Lu. Si llega la tormenta y nos destroza el mástil, y las velas, y las sendas, y las huellas que seguíamos...habrá que esperar la calma.
Besos, mil gracias por tus visitas.

jorge dijo...

Dos frases de mi poeta favorito (Benjamin Prado):

"El paraiso no existe, pero el paraiso perdido si."

"Junto al tesoro esta enterrado el hombre que va a encontrarlo."

La foto, preciosa.

jorge dijo...

¿Sigues en ese viaje?

O ya estas de regreso?

Jeanne dijo...

Me gusta la paz que se respira en tu embarcadero, paz de las buenas, paz calmosa.

J.