martes, 19 de enero de 2010

Postales

Basta con dar un paseo a la hora de la siesta




para encontrar estampas como salidas de un cuadro.




Caminar hasta tener que tomar decisiones que se bifurcan.




Luego otro cuadro, otra postal.





El Progreso grabado "a fuego" en construcciones de fines del siglo XIX y comienzos del XX,

denota en Cacharí la llegada del mismo, de la mano del ferrocarril. Puede percibirse el júbilo y anhelo de antaño depositados en las construcciones antigüas de gran firmeza arquitectónica y líneas simples.

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Caminar cuando todo está solitario. Qué bello.

virgi dijo...

Se respira una calma de los lugares de antes, donde aún no hay prisas ni tráfico. Las fotos transmiten una serenidad envidiable.
Besos, Lu
¡Ah, Cacharí me parece un nombre de lo más sugerentes!

jorge dijo...

Muy buenas fotos, te estas convirtiendo en una fotografa profesional sin paga (jejeje).

Parece que disfrutaste las vacaciones (¡o las disfrutas todavia?).

PD Lu ¿Si tienes moderacion de comentarios, para que mantienes la palabra de verificacion?

Ángel dijo...

Que bonita entrada, cuanto nos muestra una simple caminata con los ojos bien atentos y los sentidos despiertos. Cuantan cosas quedan en el olvido, aún persistiendo su presencia.
Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Lu

Qué bellas postales. Me encanta viajar, así sea sólo a través de la imaginación y el disfrute de fotos como estas.

Saludos mexicanos