lunes, 12 de julio de 2010

Texturas inalcanzables

Es increíble cómo los ojos se dejan engañar a veces. Son capaces de hacernos alzar los brazos vanamente con las palmas abiertas queriendo tocar algo inalcanzable, pero no por eso menos bello. Éste es mi cielo, él es mi objetivo. Alzaré mis manos una y otra vez esperando su migaja de nubes mientras contemplo su azul celeste sin comprender que él aguarda perpetuo verse íntegramente reflejado en mí.

5 comentarios:

marichuy dijo...

Hermosa foto, Lu

Y muy grande, tu deseo; no por ello, menos atendible.

Un beso

Ángel dijo...

Linda, muy linda. Las ramas forman frases de un poema a la naturaleza.
un abrazo

alicia dijo...

Qué hermosa fotografía! Tus ojos reflejan el mismo azul que tiñe el mar y espera una respuesta.
No dejes de alzar los brazos.
Besos

virgi dijo...

Líneas que rozan el cielo.
Nubecillas tiernas que quisieran posarse sobre las ramas.

Besos a tu delicadeza (¿ya te lo habia dicho, no?)

ANRAFERA dijo...

Muy buena la fotografía y bonito comentario. Creativa toma. Saludos