sábado, 16 de abril de 2011

Contemplación


A veces miramos lo mismo pero desde distintos ángulos, sin que ello le reste belleza en sí. La diversidad de óptica, de visión, es lo que permite la autenticidad de cada individuo. Independientemente de la coincidencia.

4 comentarios:

pyxis dijo...

Y esa es una de las tantas cosas que enriquece las relaciones humanas...
Muy buena foto!.
Besos.

XuanRata dijo...

Esta foto parece tomada desde dentro del ojo, desde el interior de la lente misma.

Ángel dijo...

Forma parte de la magia, de la convivencia, somos capaces de ver diferentes aspectos de una misma cosa, ya sólo nos falta ser menos intransigentes, igual así alcanzamos la perfección social.
Una fotografía perfecta Lu, me encanta esa curva que envuelve las siluetas.
Un abrazo

virgi dijo...

A buen recaudo mientras pasa la noche y llega el día.
Besos, Lu.